Cáncer Oral

Autor: comunicación tellmeGen

El cáncer oral se divide según su localización en: cavidad oral (labios, mejillas, encías, lengua) y orofaringe (faringe, amígdalas y base de lengua).

Los síntomas pueden ser difusos y difíciles de detectar, pero fundamentales para realizar un diagnóstico precoz. El seguimiento periódico por parte de su dentista y la confianza establecida, permite poner de manifiesto signos/síntomas: dolor, hormigueo, úlcera de largo tiempo de evolución, lesiones rojas (eritroplasia) o lesiones blancas que no se desprenden al raspado (leucoplasias), tumefacción, inflamación, áreas erosionadas, dificultad para masticar/tragar o mover la lengua, cambio en el ajuste de sus dientes… La detección precoz es la mejor forma de tratar y obtener resultados satisfactorios.

Existen factores de riesgo descritos que incrementan el riesgo de desarrollar cáncer oral, como por ejemplo fumar y beber alcohol en exceso, así como aumentar las zonas de roce. Además, un importante factor que influye directamente en el riesgo/recaída es la relación con el virus del papiloma humano (VPH). Lo más importante de los factores de riesgo es que se puede actuar sobre ellos y tomar medidas para reducirlos o incluso eliminarlos.

Las revisiones periódicas por parte de su dentista favorecen la detección precoz de las lesiones con riesgo de malignidad, así como reconocer la clínica que nos haga sospecharlas. Además, propondrá ante determinados hallazgos, la ampliación del estudio con pruebas complementarias hasta alcanzar el diagnóstico definitivo.

Por otro lado, su dentista de confianza le puede ofrecer los mejores avances en prevención de salud bucodental, entre los que se encuentra el Mapa Genético de tellmeGen. Gracias a un importante contrato de colaboración, trabajamos en estrecha colaboración con uno de los 10 mejores kits genéticos a nivel internacional, que no sólo permite conocer la predisposición a determinadas enfermedades bucodentales si no también sistémicas. Permite avanzar hacia la Medicina de Precisión, mejorando los tratamientos con el conocimiento de la farmacogenética y mejorar los diagnósticos con las enfermedades hereditarias.