Efectos del tabaco en la cavidad oral

Autor: comunicación tellmeGen

Las enfermedades bucodentales comparten factores de riesgo comunes con las enfermedades sistémicas, la mayoría asociados a factores genéticos y estilos de vida, como por ejemplo: dieta poco saludable, tabaquismo, consumo excesivo de alcohol y una higiene bucodental deficiente.

Las consecuencias del tabaquismo cobra una vital importancia a la hora de sus efectos a nivel sistémico, pero ¿qué repercusiones y consideraciones se deben tener a nivel bucodental? Los efectos del tabaco en la salud dental son innumerables, desde pequeños cambios estéticos (tinciones de las piezas dentales), hasta distintos tipos de cánceres en la cavidad oral.

Además, fumar altera el equilibrio bacteriano de la boca, provocando un disbalance en la barrera protectora con alteración en las defensas, lo que puede predisponer y aumentar las enfermedades bucodentales e intestinales. Un hecho importante, es que recientes estudios han demostrado que se puede recuperar este equilibrio en la microbiota en los casos en los que se abandona el hábito de fumar.

Otra de las enfermedades asociadas a este hábito perjudicial es la periodontitis, inflamación de la encía y de los tejidos de soporte de los dientes (cemento radicular, ligamento periodontal y hueso alveolar). Inicialmente puede manifestarse únicamente con depósito de placa pero puede evolucionar junto a una mala higiene dental hasta la destrucción irreversible del diente y a la progresiva pérdida del hueso que sujeta a los mismos.

Por todo ello es importante recalcar que una importante salud bucodental, con hábitos de vida saludable puede mejorar también la salud en general. Teniendo en cuenta esta consideración, el dentista puede ayudar a controlar y recomendar las mejores hábitos de prevención. Para ello, dispone de los mejores avances en el ámbito de la genética, que con una simple muestra de saliva, al alcance con el test genético de tellmeGen, nos permite conocer la predisposición a distintas enfermedades generales y con manifestaciones en cavidad oral, así como conocer determinados rasgos personales como el efecto de la nicotina en nuestro organismo.

Avanzar hacia la Medicina de Precisión cobra una vital importancia a la hora de mejorar y optimizar los tratamientos farmacológicos, consiguiendo individualizarla para alcanzar la excelencia. Por ello, son tan importantes las medidas de prevención. Pero no sólo eso, además es importante conocer la susceptibilidad individual, puesto que a las enfermedades con carga genética, nos permitirá hacer frente de una forma más activa y eficaz al tratamiento y a la prevención de las complicaciones derivadas del mismo.