tellmegen logo
EL TEST DE ADN QUE ESTABAS BUSCANDOcomprar_testgenetico¡COMPRAR AHORA!

ENFERMEDADES MONOGÉNICAS

Deficiencia de acil-CoA deshidrogenasa de cadena media (MCADD)

La deficiencia de acil-CoA deshidrogenasa de cadena media (MCADD) es un trastorno congénito de la oxidación mitocondrial de los ácidos grasos caracterizada por una crisis metabólica de evolución rápida y a menudo se presenta como hipoglucemia hipocetótica, letargo, vómitos, convulsiones y coma. Puede resultar mortal en ausencia de una intervención médica urgente.

La prevalencia estimada de MCADD al nacimiento está en un rango de 1/4.900 a 1/27.000 en poblaciones caucásicas y es mayor en descendientes del norte de Europa. La prevalencia estimada al nacimiento en el mundo es de 1/14.600.

La MCADD se transmite mediante herencia autosómica recesiva y está causada por mutaciones en el gen ACADM (1p31) que codifica para la proteína mitocondrial MCAD. En un principio, la mutación c.985A>G (p.Lys329Glu) era la responsable del 80 % de los casos clínicos, pero en la actualidad se están identificando muchas otras mutaciones en ACADM.

La MCADD suele presentarse entre los 3 y los 24 meses de edad en niños previamente sanos. No obstante, las manifestaciones neonatales están bien descritas, al igual que las presentaciones en adultos, si se De todos modos, muchos individuos afectados permanecen asintomáticos durante toda la vida. Normalmente la hipoglucemia hipocetótica, el letargo y los vómitos son desencadenados por una infección, el ayuno o por procedimientos quirúrgicos. No obstante, algunos pacientes pueden presentar una crisis metabólica progresiva a pesar de la cetosis y de niveles normales de glucosa en sangre. Durante una crisis, un paciente puede manifestar letargo, vómitos, paro respiratorio, convulsiones, hepatomegalia y una evolución rápida hacia un paro cardiaco a menos que se ponga en marcha un tratamiento urgente. Las lesiones cerebrales que se pueden producir en estos episodios pueden provocar un aumento del riesgo de daño neurológico a largo plazo. En ocasiones, la muerte súbita inexplicada puede ser la primera manifestación de la enfermedad. Históricamente, cerca del 25% de los pacientes sin diagnosticar mueren durante la primera presentación de una crisis.

El diagnóstico se realiza mediante la identificación de un patrón anómalo característico de acilcarnitinas (incremento de C6, C8 y aumento de la relación de C8/C10 con valores anómalos de ácidos dicarboxílicos de C6 a C10, hexanoilglicina y suberilglicina en orina) en las pruebas de gotas de sangre seca o en plasma. La confirmación final se obtiene por análisis de las mutaciones. En la actualidad, la MCADD está incluida en los programas de cribado neonatal en muchos países europeos, tales como el Reino Unido, Alemania, Holanda, Portugal y España.

El diagnóstico diferencial incluye otros trastornos de la oxidación mitocondrial de los ácidos grasos tales como la deficiencia múltiple de acil-CoA deshidrogenasa (MADD).

El objetivo principal del tratamiento es evitar estrictamente el ayuno, además de evitar los triglicéridos de cadena media, pero no es necesaria ninguna otra restricción alimentaria especial. Existen directrices para el intervalo de tiempo seguro entre comidas para lactantes y niños pequeños. En pacientes sintomáticos, se suministran carbohidratos simples por vía oral (comprimidos de glucosa) o intravenosa hasta que la concentración de glucosa en sangre se mantiene por encima de 5 mmol/L (debiendo evitar los edulcorantes artificiales). Durante infecciones intercurrentes se puede disponer de un régimen de urgencia y en caso de descompensación es necesaria la atención médica inmediata.

El pronóstico es muy bueno en pacientes diagnosticados que eviten el ayuno y que estén tratados adecuadamente durante una enfermedad o una crisis metabólica intercurrente.

GEN O REGIÓN ESTUDIADA


  • ACADM