tellmegen logo
EL TEST DE ADN QUE ESTABAS BUSCANDOcomprar_testgenetico¡COMPRAR AHORA!

ENFERMEDADES MONOGÉNICAS

Leucoencefalopatía de sustancia blanca evanescente

La leucoencefalopatía de sustancia blanca evanescente es una enfermedad con herencia autosómica recesiva. Se ha demostrado que es una de las leucoencefalopatías más frecuentes en niños. La variante clásica y más frecuente tiene su inicio en la infancia, la mayoría de las veces entre las edades de 2 y 6 años. La enfermedad se caracteriza por un deterioro neurológico progresivo crónico con ataxia cerebelosa, generalmente con menor espasticidad, y un declive mental relativamente leve. Puede ocurrir atrofia óptica con pérdida de visión, pero no en todos los pacientes. La epilepsia está presente en la mayoría de los pacientes, pero rara vez es una característica prominente. Puede haber episodios de deterioro mayor y más rápido después de traumatismo craneal leve o infecciones febriles. Ocasionalmente, estos episodios son provocados por estrés. Durante estos episodios, los pacientes pierden rápidamente las facultades motoras y se vuelven muy hipotónicos. La irritabilidad, vómitos y convulsiones suelen progresar a un estado de somnolencia y pérdida de conciencia. Estos episodios pueden terminar en coma y seguidamente desencadenarse la muerte del individuo.

Algunos pacientes (no Cree) tienen un fenotipo aún más grave con inicio prenatal. En el tercer trimestre del embarazo se producen movimientos fetales disminuidos, oligohidramnios, retraso del crecimiento y desarrollo de microcefalia. Al nacer, se pueden observar contracturas. Desde el nacimiento o poco después del nacimiento, los problemas se agravan, con un rápido descenso caracterizado por problemas de alimentación, vómitos, falta de crecimiento, irritabilidad, apatía, hipotonía axial, hipertonía o hipotonía de los miembros, convulsiones, episodios apneicos, coma, insuficiencia respiratoria y muerte en pocos meses. En estos niños se puede encontrar cataratas, hepatoesplenomegalia, hipoplasia renal, afectación pancreática y disgenesia ovárica.

En el otro extremo del espectro clínico están los pacientes que son completamente normales hasta el inicio de la enfermedad en la edad adulta. En algunos pacientes, las convulsiones ocasionales son el primer signo de la enfermedad. En otros pacientes, la enfermedad comienza con síntomas psiquiátricos. Algunos pacientes desarrollan demencia lentamente. En otros pacientes el deterioro motor domina el cuadro clínico. Los episodios de mayor deterioro suelen ser menos marcados en pacientes con aparición tardía. La aparición tardía con mayor frecuencia implica un curso de enfermedad más lento y prolongado, aunque una progresión rápida inesperada y la muerte dentro de algunos meses también puede ocurrir.

Esta enfermedad está relacionada con mutaciones en los cinco genes EIF2B que codifican las cinco subunidades del factor de iniciación 2B (eIF2B), implicado en la síntesis de proteínas y su regulación bajo estrés celular. La la patofisiología de la enfermedad implicara una deficiencia en la maduración de los astrocitos que conduce a un aumento de la susceptibilidad de la sustancia blanca al estrés celular.

Hasta la fecha se han notificado 148 casos. La prevalencia de esta enfermedad sigue siendo desconocida.

Las pruebas de ADN están disponibles para la confirmación diagnóstica, las pruebas de portador y el diagnóstico prenatal. El diagnóstico se basa en la detección de mutaciones en el gen EIF2B5.

No existe tratamiento específico además de la «»prevención»» del estrés celular. Los corticosteroides a veces resultaron ser útiles en las fases agudas.

El pronóstico parece estar correlacionado con la edad de inicio, siendo las formas más tempranas más graves.

GEN O REGIÓN ESTUDIADA


  • EIF2B5 (DTDST)