tellmegen logo
EL TEST DE ADN QUE ESTABAS BUSCANDOcomprar_testgenetico¡COMPRAR AHORA!

ENFERMEDADES MONOGÉNICAS

Polineuropatía amiloide familiar asociada a TTR

La Polineuropatía amiloide familiar asociada a TTR es una neuropatía progresiva sensitivo-motora autonómica que aparece en la edad adulta.

La prevalencia a nivel mundial es desconocida.

Esta enfermedad es clínicamente heterogénea, y su presentación clínica depende del genotipo y del origen geográfico. Las primeras manifestaciones son parestesia, dolor o lesiones tróficas de los pies, trastornos gastrointestinales o pérdida de peso. La pérdida sensitiva más pronunciada implica dolor y sensación térmica. La pérdida motora se produce más tarde. Los rasgos autonómicos incluyen hipotensión postural y trastornos gastrointestinales y genitourinarios.

La Polineuropatía amiloide familiar asociada a TTR se transmite como un rasgo autosómico dominante y es causada debido a mutaciones en el gen TTR (18q12.1). Se han identificado más de 40 mutaciones en TTR hasta el momento, asociadas con patrones variados de afectación de órganos, edad de aparición y progresión de la enfermedad.

Para el diagnóstico se requiere la detección de las mutaciones TTR amiloide-asociadas. Aún así, la identificación de una mutación causante de la enfermedad no se considera como diagnóstico porque la penetrancia genética es variable. La observación clínica y la biopsia de tejidos (como nervio, riñón, glándulas salivales labiales, tejido graso subcutáneo o mucosa rectal) son necesarias para un diagnóstico definitivo.

El diagnóstico diferencial debe incluir neuropatía diabética, polineuropatía desmielinizante inflamatoria crónica, cadena ligera, amiloidosis por gelsolina y apolipoproteína A1.

Se debe ofrecer consejo genético a las familias afectadas, mientras que la detección presintomática de los familiares de un paciente índice es importante para permitir un diagnóstico temprano. A los pacientes con aparición temprana (<40 años), se les debe proponer el diagnóstico prenatal a través de una muestra de vellosidad coriónica.

El manejo de esta enfermedad debe ser multidisciplinario, involucrando a un neurólogo, un genetista, un cardiólogo y un cirujano hepático. El trasplante de hígado (TH) es actualmente el único tratamiento para prevenir la síntesis de las variantes amiloidogénicas de TTR. El TH puede frenar la progresión de la enfermedad en sus primeras etapas. Los tratamientos sintomáticos son esenciales para neuropatías sensitivo-motoras y autonómicas y complicaciones viscerales.
La muerte sobreviene, como media, 10.8 años después de la aparición de los primeros síntomas y puede ocurrir repentinamente o derivada de infecciones o de caquexia.

GEN O REGIÓN ESTUDIADA


  • TTR