tellmegen logo

RASGOS PERSONALES

Dependencia a la cocaína

Según la Organización Mundial de la Salud, la prevalencia del consumo de cocaína de forma continuada oscila entre el 1 y el 3% en los países desarrollados, presentándose las tasas más altas en los Estados Unidos y en los países productores. El consumo de cocaína es un problema importante que afecta a la población mundial y causa graves problemas de salud, psicológicos y sociales, incluida la propagación de enfermedades infecciosas (http://www.who.int/substance_abuse/facts/cocaine/en/). Se estima que alrededor del 40-60% de la variabilidad que se observa en la población en el riesgo de volverse adicto a la nicotina, el alcohol o drogas ilícitas como la cocaína es atribuible a factores genéticos.

El consumo de cocaína produce alteraciones del comportamiento y causa síntomas psicóticos, y en algunos casos puede inducir paranoia y dependencia física. La cocaína se une a los transportadores del neurotransmisor monoamina bloqueando su recaptación, y sus propiedades psicoestimulantes son el resultado del aumento de los niveles sinápticos de dopamina, serotonina y norepinefrina. Algunas personas presentan un mayor riesgo de volverse adictas a la cocaína y a nivel genético, una de las posibles causas de esta susceptibilidad sería la presencia de polimorfismos que afectan a genes implicados en la regulación del circuito de recompensa neuronal.

GEN O REGIÓN ESTUDIADA


  • CNR1