tellmegen logo
EL TEST DE ADN QUE ESTABAS BUSCANDOcomprar_testgenetico¡COMPRAR AHORA!

RASGOS PERSONALES

Glucosa en sangre en niños obesos

La glucosa es un monosacárido; se obtiene del desdoblamiento de los hidratos de carbono.

El cuerpo humano no lo puede crear por sí solo, llega al organismo a partir de la alimentación. En situaciones de necesidad o emergencia el cuerpo obtiene glucosa a partir de la transformación de grasas o proteínas.

La glucosa penetra en el interior de las células y es utilizada como sustrato energético para mantener las funciones vitales. Para que el organismo pueda aprovechar la glucosa es necesaria la intervención de la insulina, que permite introducir la glucosa dentro de las células.

Se denomina glucemia a la glucosa que circula por la sangre. Los niveles de glucemia, en los seres humanos, deben mantenerse entre unos valores relativamente estables (75-110 mg/dl).

La glucemia basal, es la cantidad de glucosa que está presente en la sangre por la mañana, en ayunas, después del descanso nocturno.

La glucemia postprandrial, es la cantidad de glucosa que puede determinarse en la sangre después de haber comido. Los alimentos responsables de las elevaciones de la glucemia son aquellos que contienen hidratos de carbono.

En las personas sin diabetes, los aumentos de glucemia postprandrial se normalizan aproximadamente dos horas después de las comidas.

La obesidad es una entidad patológica que se caracteriza por un aumento de la masa corporal grasa y constituye un problema de salud pública de alcance mundial.

En los últimos 20 años ha aumentado el número de niños obesos. En España, en el período comprendido entre 1984 (Estudio Paidos) y 2000 (Estudio enKid), la prevalencia de obesidad en niños escolares ha aumentado del 5 al 15% y la de sobrepeso entre los 2-17 años es del 24,7%, según la última Encuesta Nacional de Salud (INE 2005), observándose diferencias significativas entre comunidades autónomas.

La obesidad es una enfermedad crónica, compleja y multifactorial, determinada por la interacción de factores genéticos, biológicos, socioeconómicos, conductuales y ambientales actuando a través de mediadores fisiológicos de ingesta y gasto de energía. Se ha identificado la participación de 600 genes, marcadores y regiones cromosómicas asociados o ligados a fenotipos de obesidad. La obesidad causada por enfermedades monogénicas es infrecuente (en torno al 5%) y cursa con clínica grave y muy precoz, que debe ser evaluada en centros terciarios de forma precoz. Está ligada al cambio en los hábitos alimentarios y a la disminución de la actividad física.

La obesidad puede ser secundaria a algunas enfermedades poco frecuentes como hipotiroidismo, hipercortisolismo, déficit de hormona de crecimiento y daño hipotalámico, entre otras.

Algunos fármacos pueden condicionar obesidad los esteroides, los fármacos antipsicóticos y algunos antiepilépticos.

GEN O REGIÓN ESTUDIADA


  • 2q31.1