tellmegen logo
EL TEST DE ADN QUE ESTABAS BUSCANDOcomprar_testgenetico¡COMPRAR AHORA!

RASGOS PERSONALES

Regulación de las hormonas sexuales

Las hormonas sexuales son las sustancias que fabrican y segregan las glándulas sexuales, es decir, el ovario en la mujer y el testículo en el varón.

El ovario produce hormonas sexuales femeninas, (estrógenos y gestágenos) mientras que el testículo produce hormonas sexuales masculinas o andrógenos.

El estrógeno más importante que sintetiza el ovario es el estradiol mientras que la progesterona es el más importante de los gestágenos. La testosterona es el andrógeno que produce el testículo.

Las hormonas sexuales femeninas desempeñan una función vital en la preparación del aparato reproductor para la recepción del esperma y la implantación del óvulo fecundado mientras que los andrógenos intervienen de manera fundamental en el desarrollo del aparato genital masculino.

Todas las hormonas sexuales se sintetizan a partir del colesterol.

Los folículos ováricos son el lugar de producción de estrógenos y progesterona. Estas hormonas se segregan de forma cíclica con una secuencia que se repite cada 28 días aproximadamente durante la edad fértil de la mujer y que se conoce con el nombre de ciclo menstrual. A partir de una determinada edad que oscila entre los 40 y 60 años, la función ovárica se agota, se reduce la producción hormonal y cesan los ciclos menstruales. Este último fenómeno biológico se conoce como menopausia.

La testosterona se produce en unas células especializadas del testículo llamadas células de Leydig. La producción de testosterona en el hombre se reduce también con el envejecimiento aunque de forma menos brusca y marcada que en el sexo femenino.

Regulación

La síntesis de las hormonas sexuales está controlada por la hipófisis, una pequeña glándula que se encuentra en la base del cerebro. Esta glándula fabrica, entre otras sustancias, las gonadotropinas que son las hormonas estimulantes del testículo en el hombre y del ovario en la mujer. Al llegar la pubertad se produce un incremento en la síntesis y liberación de gonadotropinas hipofisarias. Estas llegan al testículo o al ovario donde estimulan la producción de las hormonas sexuales que, a su vez dan lugar a los cambios propios de la pubertad. En la mujer la secreción de gonadotropinas es cíclica, dando lugar a la secreción también cíclica de estrógenos y progesterona y a los ciclos menstruales femeninos.

Importancia de la genética

La Globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG) es la proteína clave que transporta la testosterona y el estrógeno en el torrente sanguíneo tanto en hombres como en mujeres. Además la SHBG ayuda a regular sus efectos en diferentes tejidos y órganos en el cuerpo.

Además de los efectos sobre la reproducción en los hombres y mujeres a través de la regulación de las hormonas sexuales, SHBG se ha relacionado con muchas enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2 y el cáncer sensible a las hormonas como el de mama y de próstata.

Estudios familiares previos han demostrado que aproximadamente el 50% de la variación en las concentraciones de SHBG en el torrente sanguíneo se hereda de los padres, lo que sugiere que los niveles de SHBG están bajo control genético significativo.

GEN O REGIÓN ESTUDIADA


  • SHBG
  • 17p13.1