tellmegen logo
EL TEST DE ADN QUE ESTABAS BUSCANDOcomprar_testgenetico¡COMPRAR AHORA!

RASGOS PERSONALES

Respuesta a la dieta

Una buena manera de llevar una alimentación saludable es comer de forma variada combinando todo tipo de alimentación.

Los alimentos se agrupan según los nutrientes o sustancias nutritivas que contienen. Es necesario consumir alimentos de todos los grupos, en las proporciones adecuadas, para aportar los nutrientes necesarios al organismo y mantenerlo en buen estado de salud.

Funciones de los alimentos:

  • Plástica: Reparan y construyen las estructuras del organismo. Se les denomina alimentos constructores y son los alimentos ricos en proteínas (carne, pescado, huevos…). Algunos minerales, como el calcio, también desempeñan esta función.
  • Energética: Proporcionan la energía necesaria para realizar trabajos mecánicos como los desarrollados durante la actividad física y mantener el metabolismo. Las grasas y los hidratos de carbono son las dos fuentes principales de energía en la dieta.
  • Reguladora: Regulan las funciones metabólicas en nuestro organismo. Esta función la desempeñan las vitaminas.

Ningún tipo de alimento o grupo de alimentos contiene, por sí solo, todos los nutrientes necesarios para el organismo.

Una dieta adecuada ha de incluir:

  • Frutas y verduras: aportan fibra y ciertas vitaminas y minerales imprescindibles para el correcto funcionamiento del organismo.
  • Proteínas: fundamentales durante el tratamiento oncológico, ya que, permiten al organismo recuperarse más fácilmente y luchar contra las infecciones.
  • Cereales: aportan una gran cantidad de carbohidratos, que es una magnífica fuente de energía para el organismo.
  • Leche y derivados: aportan vitaminas, minerales y son la mejor fuente de calcio.
  • Grasas: proporcionan energía, pero no deben suponer más del 20-30% de las calorías diarias.

Es esencial comer algunas grasas, aunque también es dañino comer grasas en exceso.

Las funciones más conocidas de la grasa son:

  • Las grasas le dan al cuerpo la energía que necesita para trabajar adecuadamente. Durante el ejercicio, el cuerpo utiliza las calorías de los carbohidratos; pero después de 20 minutos, el ejercicio depende entonces de las calorías provenientes de la grasa.
  • La grasa mantiene la piel y el cabello saludable.
  • La grasa ayuda a absorber las vitaminas A, D, E y K, llamadas vitaminas liposolubles.
  • La grasa llena los adipocitos y aísla su cuerpo para ayudar a mantenerlo caliente.
  • La grasa tiene 9 calorías por gramo, más de 2 veces el número de calorías tanto en carbohidratos como en proteínas, que tienen 4 calorías por gramo. Por eso los alimentos ricos en grasa, engordan más que los otros nutrientes de la dieta.

Todas las grasas están compuestas de ácidos grasos saturados e insaturados. Se denominan saturadas o insaturadas dependiendo de cuánta cantidad de cada tipo de ácido graso contienen.

Las grasas que su cuerpo obtiene de los alimentos le brindan a éste ácidos grasos esenciales llamados ácido linoleico y ácido linolénico. Se denominan «esenciales» debido a que su cuerpo no los puede producir por sí solo o no trabaja sin ellos. El cuerpo los necesita para el desarrollo del cerebro, el control de la inflamación y la coagulación de la sangre.

Las grasas saturadas elevan el nivel de colesterol LDL («malo»), lo cual aumenta el riesgo de sufrir infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, etc.

Se debe evitar o limitar los alimentos ricos en grasas saturadas.

  • Mantenga las grasas saturadas a sólo el 10% de las calorías diarias totales.
  • Los alimentos con muchas grasas saturadas son productos animales, tales como la mantequilla, el queso, la leche entera, el helado, la crema y las carnes grasosas.
  • Algunos aceites vegetales, como el aceite de palma, el aceite de coco y el aceite de palmiche, también contienen grasas saturadas. Estas grasas son sólidas a temperatura ambiente.
  • Una dieta alta en grasa saturada incrementa la acumulación de colesterol en las arterias (vasos sanguíneos). El colesterol es una sustancia suave y cerosa que puede causar obstrucción o bloqueo de las arterias.

Comer grasas insaturadas en lugar de las grasas saturadas puede ayudar a bajar el colesterol LDL. La mayoría de los aceites vegetales que son líquidos a temperatura ambiente tienen grasas insaturadas.

Hay 2 tipos de grasas insaturadas:

  • Grasas monoinsaturadas que abarcan el aceite de oliva y de canola
  • Grasas poliinsaturadas que abarcan aceite de cártamo, girasol, maíz y soja (soya)

Los ácidos «trans» son grasas perjudiciales que se forman cuando el aceite vegetal se endurece en un proceso llamado hidrogenación. Las grasas hidrogenadas o «grasas trans», a menudo se utilizan para conservar algunos alimentos frescos por mucho tiempo.

Las grasas trans también se utilizan para cocinar en algunos restaurantes. Pueden elevar los niveles de colesterol LDL en la sangre y también pueden bajar los niveles de colesterol HDL («bueno»).

  • Los ácidos «trans» se encuentran en los alimentos fritos, los productos comerciales horneados (rosquitas fritas, pastelitos y galletas), los alimentos procesados y algunas margarinas.
  • Debe evitar los alimentos hechos con aceites hidrogenados y parcialmente hidrogenados (como la mantequilla dura y la margarina), dado que contienen niveles altos de ácidos «trans».

Es importante leer las etiquetas de información nutricional en los alimentos, lo cual le ayudará a conocer qué tipos de grasas contienen y en qué cantidad.

Cabe destacar que todas las recomendaciones internacionales, acerca de la reducción del sobrepeso y mejoría de la obesidad, pasan, entre otras cosas, por disminuir el aporte de grasas en la dieta.

Según las recomendaciones de la Organización Mundial de la salud (WHO):

El sobrepeso y la obesidad, así como sus enfermedades no transmisibles asociadas, son en gran parte prevenibles. Para apoyar a las personas en el proceso de realizar elecciones, de modo que la opción más sencilla sea la más saludable en materia de alimentos y actividad física periódica, y en consecuencia prevenir la obesidad, son fundamentales unas comunidades y unos entornos favorables.

En el plano individual, las personas pueden:

  • Limitar la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total;
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos;
  • Limitar la ingesta de azúcares;
  • Realizar una actividad física periódica,
  • Lograr un equilibrio energético y un peso normal.

La responsabilidad individual solamente puede tener pleno efecto cuando las personas tienen acceso a un modo de vida saludable. Por consiguiente, en el plano social es importante:

  • Dar apoyo a las personas en el cumplimiento de las recomendaciones mencionadas más arriba, mediante un compromiso político sostenido y la colaboración de las múltiples partes interesadas públicas y privadas, y
  • Lograr que la actividad física periódica y los hábitos alimentarios más saludables sean económicamente asequibles y fácilmente accesibles para todos, en particular las personas más pobres.

GEN O REGIÓN ESTUDIADA


  • PPARG
  • ANKK1
  • 1q23.3
  • 11q23.3
  • 3q27.3