Síndrome de Leigh, tipo franco-canadiense (LSFC)


El Síndrome de Leigh, tipo franco-canadiense, también llamado Acidosis Láctica Congénita tipo Saguenay-Lac-St. Jean es una enfermedad mitocondrial caracterizada por acidosis metabólica crónica, hipotonía, dismorfismo facial y retraso en el desarrollo.

 

La prevalencia exacta de esta enfermedad es desconocida. Fue descrita por primera vez en Saguenay-Lac-Saint-Jean (Quebec, Canadá) donde su prevalencia al nacimiento se estima en 1/2.000. En esta región, la prevalencia de la mutación que subyace a la enfermedad se estima en 1/23 habitantes, lo que puede ser debido a un efecto fundador.

 

La enfermedad sigue un patrón de herencia monogénica autosómica recesiva.

 

El dismorfismo facial se caracteriza por una frente pronunciada, un puente nasal amplio, hipertelorismo, fontanela anterior amplia, hipoplasia medio-facial, una línea media amplia, sinofris, y una característica forma arqueada de las cejas, junto con hirsutismo leve.

 

Hay 3 formas de la enfermedad que corresponden a los diversos grados de gravedad: una forma neonatal, una forma clásica y una forma llamada de los ”supervivientes”. La forma neonatal se caracteriza por estados acidóticos fulminantes. La forma clásica puede darse desde el nacimiento con una acidosis láctica grave, o manifestarse entre los 14 y 24 meses por marcha atáxica. Esta forma está asociada con episodios de acidosis láctica que puede desencadenarse por esfuerzos físicos, estrés emocional, infecciones o una comida pesada, y/o crisis metabólicas. Los pacientes conocidos como ”supervivientes”, por ejemplo (aquellos que han sobrevivido a varios episodios), pasan el umbral crítico y muestran síntomas menos graves incluyendo hipotonía, astenia, retraso en el desarrollo (adquisición del lenguaje y la marcha) y, en pacientes mayores, ataxia troncal, y una marcha inestable.

 

El Síndrome de Leigh, tipo franco-canadiense está causado por dos tipos de mutación en el gen LRPPRC (2p21). Éste codifica para la proteína que contiene repeticiones de pentatricopeptido rica en leucina y parece estar implicada en el transporte y la estabilidad del ARNm mitocondrial maduro. Bioquímicamente, se descubrió que la enzima citocromo C oxidasa (COX) implicada en la cadena respiratoria era deficiente en todos los pacientes, pero otras proteínas en la cadena respiratoria pueden ser deficientes también.

 

El diagnóstico se basa en la determinación de los niveles de lactato en sangre y líquido cefaloraquídeo, en la determinación de la actividad COX en fibroblastos, pero principalmente se realiza a través de la identificación de la mutación c.1061C>T, lo que confirma el diagnóstico.

 

El diagnóstico diferencial incluye otras formas del síndrome de Leigh y otras posibles causas de acidosis metabólica como el síndrome MELAS, el déficit de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD), el déficit de piruvato deshidrogenasa, y el déficit de piruvato carboxilasa.

 

No existe un tratamiento específico para la enfermedad. En la forma neonatal, el pronóstico es muy desfavorable. En otros pacientes, la esperanza de vida es a menudo inferior a 5 años debido a los episodios graves de acidosis.