tellmegen logo
EL TEST DE ADN QUE ESTABAS BUSCANDOcomprar_testgenetico¡COMPRAR AHORA!

COMPATIBILIDAD
FARMACOLÓGICA

Aspirina y cáncer colorrectal

Los fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINE) incluyen la Aspirina (ácido acetilsalicílico, ASA). El uso a largo plazo de los AINE se ha asociado con un menor riesgo de cáncer colorrectal (CCR), pero el uso se ve obstaculizado por los efectos adversos que provocan. Además, no se conocen por completo los efectos anticancerígenos de los AINE. La comprensión de los efectos biológicos de los AINE puede ayudar a desarrollar nuevas estrategias médicas preventivas.

El cáncer colorrectal (CCR) es un importante problema de salud en todo el mundo. CRC es el tercer cáncer más común y la que tiene la mayor tasa de mortalidad en la población occidental.  La incidencia está aumentando debido a los cambios demográficos y debido a la implementación del estilo de vida occidental en los países en desarrollo. El estilo de vida, incluyendo la dieta, son considerados como la principal causa de la CRC. El consumo elevado de carne roja, grasas animales, el alcohol y el tabaquismo se ha asociado con un mayor riesgo de CCR, mientras que el alto consumo de fibras dietéticas, frutas y verduras, y la actividad física son considerados de protección en relación con CRC.

También las estrategias médicas preventivas pueden ser considerados fármacos anti-inflamatorios no esteroideos (AINE) son la Aspirina (ácido acetilsalicílico, ASA). El uso a largo plazo de los AINE se ha asociado con un menor riesgo de CCR en los estudios poblacionales prospectivos.

La Aspirina, el ester salicílico del ácido acético fue introducida en la clínica en 1899 siendo utilizada como analgésico, anti-inflamatorio, antipirético y antitrombótico. Una vez en el organismo, el ácido acetilsalicíco es hidrolizado a salicilato que también es activo.

Las propiedades analgésicas y anti-inflamatorias del ácido acetil-salicílico son parecidas a las de otros anti-inflamatorios no esteroideos. El ácido acetilsalicílico es utilizado en el tratamiento de numerosas reacciones inflamatorias y autoinmunes como la artritis juvenil, la artritis reumatoide, y la osteoartritis. Por sus propiedades antitrombóticas se utiliza para prevenir o reducir el riesgo de infarto de miocardio y de ataques transitorios de isquemia. Durante la mayor parte del siglo XX, la Aspirina fue utilizada como analgésico y anti-inflamatorio, pero a partir de 1980 se puso de manifiesto su capacidad para inhibir la agregación plaquetaria, siendo utilizada cada vez más para esta indicación. Más recientemente se ha demostrado que el tratamiento crónico con ácido acetilsalicílico (más de 10 años) reduce el riesgo de cáncer de colon. Se sabe hoy día que la Aspirina posee propiedades antiproliferativas.

GEN O REGIÓN ESTUDIADA


  • 8q24.21