tellmegen logo
EL TEST DE ADN QUE ESTABAS BUSCANDOcomprar_testgenetico¡COMPRAR AHORA!

COMPATIBILIDAD
FARMACOLÓGICA

Metabolización Clozapina

La clozapina es un neuroléptico atípico de alta potencia antipsicótica. Se trata del antipsicótico de segunda generación o atípico más eficaz contra los síntomas positivos persistentes de la esquizofrenia. Presenta mínimos síntomas extrapiramidales (a diferencia de los antipsicóticos de primera generación). Sus principales indicaciones son la esquizofrenia que no responda o no tolere el tratamiento con otros antipsicóticos. También se prescribe para el trastorno bipolar y para otros trastornos mentales, como los trastornos psicóticos en enfermedad de Parkinson, en casos que haya fallado el tratamiento estándar.

La clozapina ejerce una acción bloqueante débil sobre receptores dopaminérgicos (D1, D2, D3 y D5), y potentes efectos sobre el receptor D4, además, tiene un potente efecto anti-alfa-adrenérgico, anticolinérgico, antihistamínico y de disminución del nivel de vigilia.

CONTRAINDICACIONES

El tratamiento con clozapina está contraindicado en los siguientes casos: Hipersensibilidad a clozapina; pacientes que no se les pueda realizar análisis sanguíneos periódicamente; antecedentes de granulocitopenia/agranulocitosis tóxica o idiosincrásica (con excepción de la producida por quimioterapia previa); antecedentes de agranulocitosis inducida por clozapina; función alterada de la médula ósea; epilepsia no controlada; psicosis alcohólica u otras psicosis tóxicas, intoxicación por fármacos, estados comatosos; colapso circulatorio y/o depresión del SNC (sistema nervioso central); trastornos renales o cardiacos severos; enfermedad hepática; íleo paralítico; concomitancia con fármacos que causen agranulocitosis, evitar con antipsicóticos depot.

PRECAUCIONES

Menores de 16 años (eficacia y seguridad no establecida); ancianos. Precauciones en pacientes con insuficiencia hepática.

En individuos con eosinofilia o trombocitopenia suspender el tratamiento.

La clozapina puede causar agranulocitosis, restringir su uso a pacientes con un recuento inicial de leucocitos normal y que se les pueda realizar regularmente recuentos leucocitarios y recuentos absolutos de neutrófilos cada semana las primeras 18 semanas de tratamiento y a intervalos de 4 semanas posteriormente.

Antes de iniciar tratamiento asegurarse que el paciente no ha experimentado una reacción hematológica adversa a clozapina. Si el recuento leucocitario es menor de 3.000/mm 3 o el recuento absoluto de neutrófilos es menor de 1.500/mm 3 interrumpir el tratamiento.

Extremar las precauciones si aparecen síntomas tipo gripal o evidencia de infección así como en pacientes con antecedentes de epilepsia, hipertrofia de próstata o glaucoma de ángulo estrecho, estreñimiento, antecedentes de enfermedad de colon o antecedentes de cirugía abdominal baja.

Valorar riesgo/beneficio en pacientes con antecedentes de trastornos primarios de la médula ósea. Utilizar en neutropenia étnica benigna sólo si el hematólogo da su consentimiento. No reexponer de nuevo a aquellos que se les ha suspendido tratamiento por alteración en recuento leucocitario o de neutrófilos. Si se sospecha la aparición de miocarditis o cardiomiopatía, interrumpir el tratamiento y no reexponer.

EFECTOS SECUNDARIOS

Leucopenia/disminución del recuento leucocitario/neutropenia, eosinofilia, leucocitosis. Aumento de peso. Somnolencia/sedación, mareo, visión borrosa, cefalea, temblor, rigidez, acatisia, síntomas extrapiramidales, crisis epilépticas/convulsiones/espasmos mioclónicos. Taquicardia, cambios en ECG (electrocardiograma); hipertensión, hipotensión postural, síncope. Estreñimiento, hipersalivación, náusea, vómito, anorexia, boca seca. Aumento de enzimas hepáticos; incontinencia y retención urinaria. Fatiga, fiebre, hipertermia benigna, trastornos de sudoración/regulación de temperatura.

INTERACCIONES FARMACOLÓGICAS

Aumento del riesgo y/o gravedad de la supresión de médula ósea con: supresores médula ósea, analgésicos pirazolónicos, penicilamina, agentes citotóxicos y antipsicóticos inyectables depot de larga duración.

Aumento del riesgo de colapso circulatorio si se toma clozapina junto con benzodiazepinas.

La clozapina potencia la acción de anticolinérgicos y antihipertensores.

La concentración plasmática de clozapina puede verse disminuída por fenitoína.

Clozapina aumenta el riesgo de desarrollar síndrome neuroléptico maligno (SNM) si se ingiere en concomitancia con litio.

El nivel plasmático de clozapina se ve disminuído con inductores del CYP1A2 (por ejemplo, el omeprazol).

El nivel plasmático de clozapina puede verse aumentado con inhibidores del CYP1A2 (fluvoxamina, cafeína, ciprofloxacino).

NOMBRES COMERCIALES

  • Leponex ®
  • Nemea ®
  • Clozaril®
  • FazaClo®
  • Versacloz®

GEN O REGIÓN ESTUDIADA


  • CYP2D6
  • CYP1A2