Peginterferon y Ribavirina junto Boceprevir / Telaprevir (Eficacia)

La eficacia del tratamiento de enfermos con hepatitis crónica por virus C ha mejorado notablemente desde la introducción de la terapia combinada de interferón pegilado (PEG) y ribavirina, sobre todo en pacientes tratados por primera vez. Se dispone de poca información de los resultados del tratamiento en individuos que no responden adecuadamente, aunque la evidencia indica que determinados polimorfismos podrían estar implicados.

De acuerdo con el Colegio Americano de Gastroenterología (ACG), el tratamiento combinado de medicamentos para la hepatitis C se ha convertido en el estándar de atención para los pacientes con hepatitis C. El tratamiento combinado generalmente consiste en una combinación de medicamentos antivirales por vía oral, generalmente durante 12 a 24 semanas. La duración del tratamiento depende del genotipo del virus, el estadio de la enfermedad y otros factores.

El tratamiento de medicamentos combinados para tratar la hepatitis C consiste en la administración de una combinación de medicamentos antivirales por vía oral, generalmente durante un período de 12 a 24 semanas. Estos medicamentos incluyen los inhibidores de la proteasa de la hepatitis C (IPs), los inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de nucleósido (ITRN) y los inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido (ITRAs). Estos medicamentos actúan directamente sobre el virus de la hepatitis C (VHC) para inhibir su replicación y reducir la carga viral en el cuerpo. El tratamiento combinado es una de las formas más efectivas de tratar la enfermedad de la hepatitis C, ya que los medicamentos actúan de manera sinérgica para reducir la carga viral en el cuerpo.

La eficacia de estos fármacos combinados y la respuesta a su consumo por parte de los pacientes puede depender de su perfil genético. En tellmeGen analizamos la eficacia de los fármacos peginterferón, ribavirina, boceprevir y telaprevir.

El tratamiento de boceprevir y telaprevir en combinación con peginterferón alfa y ribavirina es una nueva opción terapéutica para el tratamiento de la hepatitis C crónica (VHC). Esta terapia se denomina terapia triple y se utiliza para tratar a pacientes con infección por VHC de genotipo 1. La terapia triple incluye la administración de un inhibidor de la proteasa del VHC (boceprevir o telaprevir), peginterferón alfa (un agente estimulador de la interferona) y ribavirina (un agente antiviral). El propósito de esta terapia triple es maximizar la tasa de curación para pacientes con VHC de genotipo 1, disminuir el tiempo necesario para lograr la curación y reducir el riesgo de recaída.

Boceprevir y telaprevir se administran como parte de la terapia triple para aumentar la eficacia del tratamiento, ya que ambos inhiben la proteasa del VHC, una enzima necesaria para la replicación viral. Estas drogas impiden que el VHC se divida y se multiplique, lo que limita la cantidad de virus en el cuerpo. El peginterferón alfa se usa para estimular la producción de interferón por parte del cuerpo, lo que ayuda a combatir la infección por VHC. La ribavirina es un agente antiviral que ayuda a reducir la cantidad de virus en el cuerpo.

Síntomas

En la gran mayoría de los casos (85%) cursa de forma asintomática, realizándose el diagnóstico bien de forma casual o tras screening en pacientes de riesgo (transfundidos, contactos de familiares infectados, etc.)

Los casos sintomáticos suelen serlo de forma inespecífica (astenia, anorexia, dolor, abdominal, etc.). No son habituales síntomas más específicos de alteración hepática, como la ictericia. En adultos las manifestaciones extrahepáticas acompañantes de la hepatitis crónica C son frecuentes y típicas, como la crioglobulinemia, artralgias, enfermedades autoinmunes de cualquier órgano, etc. que en ocasiones empeoran el pronóstico y dificultan el tratamiento.


TRATAMIENTO

Existen seis “clases” o subtipos de hepatitis C, según la genética de cada una de las cepas (variantes) del virus. Se denominan “genotipos” y se nominan por número, del 1 al 6. Los distintos genotipos condicionan una respuesta al tratamiento variable.

El genotipo 1 es el más frecuente; el 75% de las personas con hepatitis C lo presentan. Sin embargo, las personas con este genotipo no responden tan bien al tratamiento como las que tienen los otros genotipos.

El tratamiento consiste, en líneas generales, en administrar diferentes fármacos con el objetivo de la eliminación del virus del hígado y la circulación. Tradicionalmente se han utilizado dos tipos de terapias:

  • Antivirales: actúan directamente sobre el virus, impidiendo su replicación.
  • Interferones: son un grupo de inmunomoduladores que actúan sobre el propio sistema inmune, potenciando y manteniendo una adecuada defensa frente a la infección.

Puesto que los dos mecanismos pueden potenciarse entre sí, se da una terapia combinada, con dos o tres fármacos, utilizando ambas vías al mismo tiempo. Sin embargo, una proporción amplia de pacientes no pueden recibir uno de los tipos de interferón más usados, dado que interfiere con otras afecciones (enfermedades autoinmunes, cardiacas, hematológicas, entre otras), o bien sufren reacciones adversas graves a él. Debido a esto, se han investigado pautas alternativas sin interferón, incluyendo la administración de combinados con nuevos antivirales más efectivos.

En general , el interferón es bien tolerado y son infrecuentes los efectos secundarios que obligan a suspender el tratamiento.

Actualmente se ha demostrado en estudios de población adulta, que la asociación de un antiviral (ribavirina) mejora esta respuesta para todos los tipos de pacientes, con una respuesta sostenida, tras 48 semanas de tratamiento, del 38-43% frente al 13-19% obtenido solo con interferón. También la disponibilidad de una forma de interferón unido a una molécula de etilenglicol (interferón pegilado) que posee una vida media más larga y una mejora de su farmacocinética facilita la comodidad de su administración, haciendo posible su administración semanal y mejorando hasta casi duplicar la respuesta frente al interferón anterior. Por este motivo, el tratamiento actual se basa en la asociación de interferón alfa pegilado y ribavirina.

El tratamiento de la hepatitis C crónica también incluye llevar una dieta bien balanceada, beber abundantes líquidos, evitar el alcohol, y hacer ejercicio. Para la enfermedad hepática en su etapa final, el trasplante de hígado puede ser la única opción de tratamiento.

Prevención

No existe vacuna eficaz que pueda prevenir la infección por VHC; por ello, las medidas preventivas deben ir dirigidas a evitar el contagio con mejoras higiénico-sanitarias.

  • Profilaxis del paciente: evitar todos los factores causantes de lesión hepática (alcohol, sobrecarga de hierro, fármacos hepatotóxicos). Vacunación frente a hepatitis A y B.
  • Profilaxis del entorno:
    • Trasmisión vertical: No la favorecen la lactancia materna ni el tipo de parto, por ello no debe desaconsejarse la lactancia materna ni contraindicarse el embarazo en mujeres con hepatitis crónica por VHC.
    • Trasmisión horizontal:  evitar compartir útiles de afeitado, depilación, cepillos de dientes, tijeras, etc. En parejas estables son se impone el uso de métodos de barrera para impedir la trasmisión sexual por su baja incidencia.

Genes analizados

IFNL4 

Bibliografía

Li JH, Qian Lao X, Tillmann HL, Rowell J, Patel K, Thompson A, et al. Interferon-lambda genotype and low serum low-density lipoprotein cholesterol levels in patients with chronic hepatitis C infection. Hepatology, 2010; 51(6):1904–11.

McCarthy JJ, Li JH, Thompson A, Suchindran S, Lao XQ, Patel K, et al. Replicated Association Between an IL28B Gene Variant and a Sustained Response to Pegylated Interferon and Ribavirin. Gastroenterology, 2010; 138(7):2307–14.

Calisti G, Tavares A, Macartney MJ, McCormick A, Labbett W, Jacobs M, et al. IL28B genotype predicts response to chronic hepatitis C triple therapy with telaprevir or boceprevir in treatment naïve and treatment-experienced patients other than prior partial- and null-responders. Springerplus, 2015; 4:357.

Nguyen LT, Gray E, O’Leary A, Carr M, De Gascun CF, Irish Hepatitis C Outcomes Research Network IHCOR. The Role of Hepatitis C Virus Core Antigen Testing in the Era of Direct Acting Antiviral Therapies: What We Can Learn from the Protease Inhibitors. PLoS One, 2016:11(10):e0163900.

Susser S, Herrmann E, Lange C, Hamdi N, M?ller T, Berg T, et al. Predictive Value of Interferon-Lambda Gene Polymorphisms for Treatment Response in Chronic Hepatitis C. Bonino F, editor. PLoS One, 2014; 9(11):e112592.

¿Todavía no te has hecho un test de ADN?

Adquiere tu test genético y descubre todo sobre ti.

starter
Test ADN Starter

Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
starter
Test ADN Advanced

Salud, Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
El test de ADN que estabas buscando
Comprar