tellmegen logo
EL TEST DE ADN QUE ESTABAS BUSCANDOcomprar_testgenetico¡COMPRAR AHORA!

COMPATIBILIDAD
FARMACOLÓGICA

Toxicidad por Acetaldehido

El Acetaldehido es el carcinógeno más común del mundo. Se puede encontrar en muchos tipos de alimentos, así como en el alcohol y el tabaco.

El acetaldehído se encuentra presente de manera natural en muchos tipos de alimentos. Es especialmente abundante en los alimentos producidos por fermentación, como las bebidas alcohólicas, el vinagre, los lácteos, la cerveza de elaboración casera y la hidromiel.

Debido a su olor agradable similar a la manzana, se utiliza como aromatizante en repostería, zumos de frutas, refrescos, postres dulces y lácteos.

Las fuentes más significativas de exposición al acetaldehído son el elevado consumo de bebidas alcohólicas y el tabaco.

Técnicamente se trata de un compuesto orgánico de fórmula CH3CHO. Es un líquido volátil, incoloro y con un olor característico ligeramente afrutado. Es un metabolitohepático del etanol y principal factor para la aparición de la resaca alcohólica y el rubor facial. Es 20 veces más tóxico que el alcohol y un posible carcinógeno.

¿Cómo actúa el acetaldehído en el organismo?

En un estómago normal y sano, el ácido clorhídrico (HCI) puede matar a los microbios del tubo digestivo que producen acetaldehído (hongos levaduriformes y bacterias) y que se llevan de la boca al estómago con la saliva. En determinadas condiciones estos microbios forman acetaldehído a partir del alcohol por oxidación o por fermentación del azúcar ingerida.

En determinadas personas, las células productoras de ácido de la membrana mucosa del estómago desaparecen debido a la atrofia de la membrana mucosa (una afección llamada gastritis atrófica) y, por lo tanto, los microbios se pueden multiplicar en el estómago. Aquellas personas que han tomado antiácidos durante un periodo prolongado para tratar la acidez de estómago también corren el riesgo de desarrollar microbios en el estómago. A diferencia del hígado, la membrana mucosa de los intestinos y los microbios del estómago no pueden procesar el Acetaldehído y lo convierten en ácido acético y agua. Por lo tanto, mucho acetaldehído se acumula en la saliva, el estómago no ácido y el tubo digestivo inferior.

También se transforma en grasa en la parte abdominal del cuerpo, lo cual provoca obesidad en personas que son consumidoras de cerveza en forma frecuente, esto es coloquialmente conocido como «barriga cervecera».

Cantidad máxima de acetaldehído: Se estima que la ingesta diaria de acetaldehído por una persona con un peso medio (70 kg) no debería superar los 0,4 miligramos. Esto significa que el contenido de acetaldehído en una cantidad de 100 ml de cualquier bebida alcohólica o alimento no debería superar los 50 µmol/l. El contenido de acetaldehído en determinados alimentos puede ser mil veces superior al límite de seguridad.

El nivel máximo de contenido de acetaldehído se puede encontrar en determinadas bebidas alcohólicas (como, por ejemplo, calvados, jerez y sidras), productos fermentados y algunas frutas y productos elaborados a partir de frutas.

GEN O REGIÓN ESTUDIADA


  • ALDH2