Lo que tu ADN dice de ti

con solo una muestra de saliva y desde casa

Comprar

Adicción a la heroína

La heroína es un derivado opiáceo sintético, utilizado ampliamente como droga de abuso. 

Fue introducido como medicamento hace más de 100 años, en 1898, utilizado como analgésico potente y remedio eficaz contra la tos, el asma, y la tuberculosis. También se investigó como opiáceo analgésico sustitutivo de la morfina, con menos adicción que ésta; pero posteriormente se comprobó que era un producto mucho más adictivo, y en 1913 se detuvo la producción medicinal o farmacológica de la heroína. 

La heroína es un polvo cristalino blanco, inodoro, muy fino, pero este aspecto puede variar debido a la purificación a la que se haya sometido.

La heroína se fuma, se esnifa, se inhala o se inyecta por vía subcutánea, intravenosa o intramuscular. La vía inyectada fue la forma de uso más común hasta el descubrimiento del SIDA; puede llegar a alcanzar el cerebro en 15 ó 30 segundos. Actualmente es más utilizada la vía fumada o inhalada, calentando la sustancia en papel de aluminio e inhalando los vapores que desprende a través de un rulo o tubo.

Síntomas

Los efectos a corto plazo de la heroína incluyen sensación de euforia y confusión mental. Después de esta euforia inicial, la persona entra en un estado alternado de vigilia y somnolencia. La heroína hace que la respiración sea más lenta y una sobredosis puede ser suficiente para ocasionar la muerte. Los adictos que se inyectan heroína corren el riesgo de contraer enfermedades infecciosas como el SIDA/VIH y la hepatitis.

Gen o región estudiada

  • TPH1
El test de ADN que estabas buscando