Calvicie masculina

La calvicie masculina relacionada con los genes y las hormonas sexuales masculinas, afecta prácticamente al 80% de los varones menores de 70 años pudiendo influenciar en su autoestima. No obstante, recientemente también se ha sugerido que podría estar relacionada con otras condiciones vinculadas con los andrógenos.

Este tipo de calvicie también es conocida como alopecia masculina, androgenética o androgénica. Los andrógenos afectan a varias funciones de la piel, como el crecimiento y la diferenciación de las glándulas sebáceas, el crecimiento del pelo, la barrera epidérmica y la cicatrización de heridas, principalmente a través de una vía de señalización de varios pasos. Aunque el crecimiento del cabello humano también se ve afectado por las hormonas tiroideas y los glucocorticoides, los andrógenos son los reguladores más importantes ya que pueden estimular, dejar inalterado o inhibir el crecimiento del cabello dependiendo del lugar del cuerpo. Los andrógenos pueden aumentar el tamaño de los folículos pilosos en las zonas dependientes de los andrógenos (barba, vello axilar y vello púbico) pero, a su vez, en los folículos del cuero cabelludo de los hombres susceptibles, suprimen el crecimiento del cabello y promueven la miniaturización y el acortamiento del cabello. Dado que los folículos están expuestos a las mismas hormonas circulantes, esta respuesta diferencial sería el resultado a variaciones en la expresión génica de los andrógenos en diferentes zonas del cuerpo, generalmente reguladas a nivel de diferentes mediadores en función de la parte del cuerpo en la que crece el cabello.

Cada hebra de cabello yace en su correspondiente cavidad pilosa de la piel denominada folículo. En general, en el proceso de calvicie el folículo piloso se encoge con el tiempo, produciendo cabello más corto y más delgado, hasta que finalmente no forma un nuevo cabello. No obstante, el folículo permanece viable, lo que indica que resultaría posible que de nuevo pudiera crecer cabello. Generalmente aparece una zona circular en la parte posterior de la cabeza conocida como coronilla que gradualmente se vuelve más fina y aumenta de tamaño con el tiempo. Finalmente, el cabello se vuelve más delicado, delgado y más corto y crea un patrón de cabello en forma de herradura alrededor de los lados de la cabeza y una zona calva tras ella.

Adicionalmente, a través de las mismo vínculo androgénico, la alopecia masculina parece haberse relacionado con el riesgo de cáncer de próstata y su aparición temprana se ha postulado como un fuerte predictor de la aparición precoz de enfermedad coronaria grave y del síndrome metabólico.

La calvicie de patrón masculino (MPB) o alopecia androgenética se encuentra relacionada al envejecimiento y a algunas enfermedades como el cáncer de próstata o enfermedades cardiometabólicas. Entre los estudios de tipo GWAS destaca uno llevado a cabo con 200000 sujetos de sexo masculino en el cual se identificaron 358 loci asociados, lo que permite conocer la gran cantidad de genes que intervienen en la manifestación de esta condición. Entre los 358 loci analizados, 19 se encuentran en el cromosoma X, marcadores que se han estimado que suponen hasta el 11% de heredabilidad de este rasgo.

Número de variantes observadas

13,5 millones de variantes

Número de loci analizados en el estudio

358 loci

Bibliografía

Lolli F et al. Endocrine. 2017 Jul;57(1):9-17.

A.D.A.M. HealthCare. Male pattern baldness [May 2022]

Male baldness. Australian Journal for General Practitioners 2016; 45 (4):186-188.

Yap CX et al. Dissection of genetic variation and evidence for pleiotropy in male pattern baldness. Nature Communications, 20 Dec 2018, 9(1):5407.

El test de ADN que estabas buscando