Dependencia de nicotina tras consumo prolongado

El tabaquismo sigue siendo la principal causa de muerte evitable en todo el mundo. Consiste en un proceso de varias etapas, para el que la dependencia de la nicotina es la fase limitante del abandono del tabaco, caracterizada por un deseo compulsivo de fumar y la pérdida de control sobre el consumo a pesar de las consecuencias.

La dependencia de la nicotina se define como una adaptación a su exposición repetida que se manifiesta por un uso compulsivo, el desarrollo de tolerancia, la experimentación de síntomas de abstinencia al dejar de consumirla y la incapacidad de dejarla a pesar de los efectos nocivos. La dependencia de la nicotina se desarrolla a medida que la persona mantiene su consumo, más frecuentemente como cigarrillos, aunque también otras como el tabaco de mascar o la pipa, incluyendo el uso de cigarrillos electrónicos.

La nicotina es un estimulante parasimpático que se une a los receptores nicotínicos de la acetilcolina en el cerebro y los activa conduciendo a la liberación de dopamina y otros neurotransmisores como norepinefrina, acetilcolina, serotonina, GABA, o endorfinas. Además, la exposición repetida a la nicotina incrementa el número de receptores nicotínicos implica mayor consumo para alcanzar los mismos efectos, lo que se conoce como tolerancia. La activación crónica de los receptores nicotínicos de acetilcolina puede inducir cambios en la fisiología cerebral, derivadas de la estimulación de las regiones del cerebro asociadas a la recompensa, el placer y la ansiedad, alterando el funcionamiento normal de estos circuitos. De este modo, cuando estos receptores no están ocupados se desencadenan síntomas de abstinencia como necesidad de consumo, irritabilidad, ansiedad, depresión, impaciencia, problemas para dormir, inquietud, hambre, o dificultad para concentrarse. Además de hay otros cambios que se producen a medida que se desarrolla la dependencia, dado que el consumo de cigarrillos se vincula psicológicamente a determinados estados de ánimo y contextos sociales determinados.

Según la Organización Mundial de la Salud, se ha demostrado que una mayor dependencia de la nicotina está asociada a una menor motivación para dejar de fumar, a la dificultad para intentar dejarlo y al fracaso en el intento, así como a fumar el primer cigarrillo más temprano en el día y a fumar más cigarrillos diarios. Adicionalmente se ha establecido que existe una mayor frecuencia de dependencia de la nicotina en personas con trastornos de ansiedad debido al vínculo psicosocial existente.

Número de variantes observadas

13,5 millones de variantes

Número de loci analizados

6 loci

Genes analizados

CHRNA4 CHRNB3 CYP2A6 FAM163B GNAI1 HYKK

Bibliografía

¿Todavía no te has hecho un test de ADN?

Adquiere tu test genético y descubre todo sobre ti.

starter
Test ADN Starter

Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
starter
Test ADN Advanced

Salud, Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
El test de ADN que estabas buscando
Comprar