Bocio multinodular no toxico

El bocio nodular no tóxico es el aumento de tamaño de la glándula tiroides por la aparición de uno o varios nódulos, sin afectar a los niveles de hormonas tiroideas. Afecta a entre un 4% y un 7% de la población.

La glándula tiroidea necesita yodo para producir hormonas. Si no hay suficiente, la glándula se agranda para intentar compensar esta carencia, por lo que el desarrollo del bocio no tóxico está relacionado con la deficiencia de yodo en la dieta (iniciándose como bocio simple). Además, también hay una serie de factores que contribuyen a su desarrollo como tener antecedentes familiares de bocio, exposición a radiaciones ionizantes, ingesta habitual de sustancias bociógenas (yuca, soja, crucíferas como el repollo, brócoli y coliflor, entre otras) o el consumo de ciertos medicamentos.

Síntomas

En la mayoría de los casos, el bocio multinodular no tóxico únicamente produce la aparición de un bulto palpable en la región anterior del cuello, que puede ir acompañado de dificultad para deglutir, respirar o afonía recurrente. La tendencia natural es hacia el crecimiento lento.

Prevención

Una de las mejores maneras de prevenir la aparición de bocio es evitar la deficiencia de yodo, por ejemplo, utilizando sal yodada para aderezar las comidas. Además, se pueden tomar suplementos con este compuesto en momentos de mayor requerimiento como el embarazo o la lactancia.

Número de variantes observadas

13,5 millones de variantes

Número de loci de riesgo

22 loci

Genes analizados

BMP2 FGF7 FOXA2 FOXE1 HES1 HMGA2 INSR ITPK1 MAF MBIP MICOS10 NFIA P2RY2 PRAG1 SALL1 SOX9 SYT13 TBX2 TG TGFB2 TTC28 VEGFA

Bibliografía

¿Todavía no te has hecho un test de ADN?

Adquiere tu test genético y descubre todo sobre ti.

starter
Test ADN Starter

Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
starter
Test ADN Advanced

Salud, Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
El test de ADN que estabas buscando
Comprar