Carcinoma cutáneo de células escamosas

El carcinoma de células escamosas es una forma común de cáncer de piel que se origina en las células escamosas que componen las capas media y externa de la piel. Suponen 2 de cada 10 casos de cáncer de piel y suelen aparecer en zonas de la piel expuestas al sol.

La inmensa mayoría de los carcinomas de células escamosas son el resultado de la exposición prolongada a la radiación UV del sol o lámparas de bronceado. Esta radiación UV puede causar alteraciones en el DNA y convertir una célula normal en una cancerosa.

Los factores que pueden incrementar el riesgo son:

  • Piel clara. A pesar de que cualquier persona puede padecer este tipo de cáncer, tener menos melanina cutánea proporciona menor protección frente a los efectos nocivos de los rayos UV.
  • Exposición excesiva al sol. Pasar mucho tiempo al sol sin la protección adecuada aumente significativamente el riesgo.
  • Uso de cabinas de autobronceado.
  • Antecedentes de quemaduras solares.
  • Antecedentes personales de lesiones precancerosas o cáncer de piel.
  • Sistema inmunitario debilitado como las personas con leucemia o en tratamiento con inmunosupresores.
  • Tabaquismo.
  • Padecer ciertas patologías como la xerodermia pigmentosa.

Síntomas

El carcinoma de células escamosas puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, aunque es mucho más frecuente en las zonas expuestas al sol como el cuero cabelludo, las orejas o la cara. Los signos y síntomas incluyen:

  • Un nódulo o mancha roja que es áspera y escamosa
  • Úlceras abiertas que no se curan, o que se curan y vuelven a regresar
  • Área elevada en una cicatriz o úlcera antigua

También pueden presentarse como un área plana que muestra leves cambios comparados con la piel normal.

Prevención

La mayoría de los carcinomas de piel se pueden prevenir. Para ello se recomienda:

  • Evitar la exposición solar en horas centrales del día, cuando los rayos UV son más fuertes.
  • Usar protector solar de amplio espectro durante todo el año, incluso en días nublados.
  • Usar ropa de protección solar ante la exposición inevitable al sol.
  • Evitar las cámaras de autobronceado.
  • Controlar la piel regularmente y acudir a revisiones dermatológicas para examinar lunares, pecas, etc.
  • No fumar.

Número de variantes observadas

13,5 millones de variantes

Número de loci de riesgo

18 loci

Genes analizados

BACH2 BNC2 CTXND2 EIF2S2 FLACC1 FOXP1 HAL IRF4 KRT6A OCA2 RXFP3 SEC16A TP63 TRPS1 TUBB3 TYR TYRP1 WEE1

Bibliografía

¿Todavía no te has hecho un test de ADN?

Adquiere tu test genético y descubre todo sobre ti.

starter
Test ADN Starter

Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
starter
Test ADN Advanced

Salud, Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
El test de ADN que estabas buscando
Comprar