Enfermedad renal crónica

La enfermedad renal crónica, o nefropatía crónica, implica una pérdida gradual de la función renal. Esta condición puede provocar la acumulación de líquidos, electrolitos y desechos en el organismo, que aumentan el riesgo de padecer otras complicaciones como insuficiencia cardiaca o vascular. Es un problema de salud importante pues su prevalencia es de, aproximadamente, un 7% en mayores de 30 años, pudiendo alcanzar el 20% en mayores de 60 años.

La enfermedad renal crónica se considera el resultado de un cúmulo de patologías que afectan al riñón de forma crónica e irreversible. Las patologías que pueden derivar en una nefropatía crónica son:

  • Diabetes tipo 1 y 2.
  • Hipertensión.
  • Glomerulonefritis.
  • Nefritis intersticial.
  • Enfermedad renal poliquística.
  • Reflujo vesicouretral.
  • Infección renal recurrente (pielonefritis).

Además de estas patologías que pueden cursar con daño renal, hay otros factores ambientales que pueden incrementar el riesgo de padecer la enfermedad renal crónica:

  • Tabaquismo.
  • Obesidad.
  • Origen étnico, siendo más habitual en personas de ascendencia afroamericana o asiática.
  • Edad.
  • Uso de algunos medicamentos.

Síntomas

Los signos y síntomas de la enfermedad se manifiestan con el tiempo y son más evidentes en estadios avanzados. Entre ellos se incluyen:

  • Fatiga y debilidad.
  • Pérdida de apetito.
  • Nauseas o vómitos.
  • Insomnio.
  • Calambres musculares.
  • Edemas en miembros inferiores (hinchazón de pies y tobillos).
  • Edemas en los párpados (hinchazón de ojos).
  • Piel seca y que pica.
  • Hipertensión.
  • Poliuria (necesidad de orinar con más frecuencia) y nicturia (necesidad de orinar más especialmente por las noches).
  • Falta de aire (si se acumula líquido en los pulmones).

Prevención

La enfermedad renal crónica puede aparecer a cualquier edad, pero es más frecuente a partir de los 65 años. La prevención pasa por prevenir, controlar y/o tratar aquellos desórdenes que pueden provocar daño renal con el fin de evitar su desarrollo o progresión. Entre las acciones se incluyen:

  • Controlar la presión arterial.
  • En caso de diabetes, controlar los niveles de azúcar.
  • Hábitos saludables como llevar una alimentación equilibrada y practicar ejercicio físico con frecuencia.
  • Evitar el tabaco.

Número de variantes observadas

13,5 millones de variantes

Número de loci de riesgo

22 loci

Genes analizados

AP5B1 AQP4 C9 CPS1 FGF5 GATM LARP4B MPPED2 NFATC1 NRIP1 PDILT PIGW PIP5K1B PRKAG2 PSD4 RGS14 RNF32 SDCCAG8 SHROOM3 SLC22A2 SLC34A1 UNCX WDR72

Bibliografía

¿Todavía no has realizado nuestro análisis genético?

Adquiere tu test genético y descubre todo sobre ti.

starter
Test ADN Starter

Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
starter
Análisis genético Advanced Advanced

Salud, Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
Summer Sale Solo hasta el 25 de julio en nuestros análisis genéticos. Usa nuestro cupón SUMMER15
Comprar