Glioma

El glioma es un tipo de tumor grave que se desarrolla en el sistema nervioso central. Se origina a partir de las células gliales, que son las encargadas de dar soporte a las neuronas y las ayudan a mantener su correcto funcionamiento. Pueden afectar a la función cerebral y ser potencialmente mortales, aunque sus características y abordaje dependen del tipo de glioma y su localización. Son poco frecuentes, afectando a 6 de cada 100,000 personas.

Como ocurre con la mayoría de los tumores cerebrales, se desconoce la causa exacta del desarrollo de los gliomas, aunque se postula que son consecuencia de la interacción de factores genéticos y ambientales. Además, se han identificado factores de riesgo que pueden ayudar a su aparición:

  • El diagnóstico de glioma es más frecuente a partir de los 45 años, aunque puede ocurrir a cualquier edad. Existen ciertos tipos de gliomas, como los ependimomas que son más comunes en niños y adultos jóvenes.
  • Exposición a la radiación ionizante. Este es el factor de riesgo más importante en el desarrollo de los gliomas. Las personas expuestas a este tipo de radiación (rayos X, radioterapia para el cáncer, radiación causada por bombas atómicas, etc) presentan un mayor riesgo de sufrir este tipo de tumor.
  • Síndromes que aumentan la predisposición a desarrollar tumores como el síndrome de Lynch o el síndrome de Li-Fraumeni.

Síntomas

Los síntomas del glioma varían según su localización y el tipo de tumor, aunque los más comunes son los siguientes:

  • Dolor de cabeza.
  • Nauseas o vómitos.
  • Confusión o disminución de la función cerebral.
  • Pérdida de memoria.
  • Cambios en la personalidad.
  • Problemas de equilibrio.
  • Convulsiones.
  • Dificultad para hablar.
  • Problemas en la visión.

Los síntomas pueden empeorar o cambiar a medida que el tumor crece y comprime distintas partes del cerebro, aumentando la hinchazón y presión en el cráneo. Si el tumor se desarrolla en la médula espinal, puede causar dolor, debilidad y entumecimiento de las extremidades.

Prevención

No existe una medida preventiva total para el desarrollo de los gliomas, sin embargo, en algunos casos evitar los factores de riesgo modificables puede ayudar a disminuirlo. Por el momento, el único factor de riesgo identificado y claramente asociado al desarrollo de estos tumores es la exposición a la radiación ionizante.

La exposición a este tipo de radiación puede tener lugar por diferentes vías:

  • Exposición interna: se produce cuando el radionúclido es inhalado, ingerido o inyectado.
  • Exposición externa: se produce cuando el material radiactivo está presente en el ambiente.

Las personas más expuestas a este tipo de radiación son los astronautas (por la radiación cósmica), el personal médico de rayos X, los investigadores y el personal de instalaciones radioactivas. Además, se pueden recibir exposiciones adicionales en cada examen de rayos X y medicina nuclear.

Número de variantes observadas

13,5 millones de variantes

Número de loci de riesgo

9 loci

Genes analizados

CDKN2B GSDMC HEATR3 LMF1 PHLDB1 RAVER2 SEC61G TERT TNFRSF6B

Bibliografía

¿Todavía no has realizado nuestro análisis genético?

Adquiere tu test genético y descubre todo sobre ti.

starter
Análisis genético Starter

Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
starter
Análisis genético Advanced

Salud, Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
Summer Sale Solo hasta el 25 de julio en nuestros análisis genéticos. Usa nuestro cupón SUMMER15
Comprar