Hernia abdominal

Una hernia abdominal es la salida de contenido abdominal a través de un punto debilitado de la pared muscular, causando una protuberancia perceptible. Son relativamente frecuentes, no remiten por sí solas y pueden requerir de cirugía.

Los factores de riesgo para la aparición de hernias son los siguientes:

  • Sexo: es mucho más frecuente en hombres que en mujeres. Además, la gran mayoría de recién nacidos que las desarrollan son varones.
  • Tos crónica: la tos mantenida en el tiempo, como la asociada al tabaco, aumenta el riesgo.
  • Estreñimiento: el esfuerzo durante la defecación es causa frecuente.
  • Sobrepeso y obesidad: el exceso de grasa abdominal aumenta la presión sobre el abdomen.
  • Embarazo: esta condición puede provocar la debilitación de los músculos abdominales.
  • Trabajo físico pesado: tener un trabajo que requiera cargar peso de forma continua.
  • Cirugía abdominal.
  • Nacimiento prematuro.
  • Antecedentes personales de hernia: si se ha padecido con anterioridad, es más probable que desarrolles otra.

Síntomas

Los síntomas pueden variar dependiendo de la localización de la hernia distinguiendo hernias inguinales, femorales, umbilicales y epigástricas, principalmente.

Todas las formas de hernia abdominal se manifiestan como una protuberancia dura y tensa que no se puede deshacer. Además, puede hacerse más notoria ante esfuerzos como toser o levantar peso. Es habitual que no se presenten más síntomas, pero también pueden ir acompañadas de sensación de ardor o dolor, sensación de pesadez (especialmente en las hernias inguinales).

Una de las complicaciones graves de las hernias es el estrangulamiento de su contenido, pudiéndose interrumpir el flujo sanguíneo y que requiere de cirugía urgente.

Prevención

El riesgo de hernia abdominal puede reducirse con acciones que disminuyan la presión en el abdomen. Entre ellas:

  • Mantener un peso saludable.
  • Evitar el estreñimiento con una dieta saludable rica en fibra.
  • Ante la realización de esfuerzos, tomar conciencia y reforzar la zona abdominal para minimizar el impacto.
  • Dejar de fumar. El tabaco provoca tos crónica que aumenta el riesgo de disfunción de la pared abdominal.
  • Practicar ejercicios de fortalecimiento de la pared abdominal, sobre todo en personas con mayor riesgo, como embarazadas o tras determinadas cirugías. La fisioterapia puede ser muy beneficiosa en estos casos.

Número de variantes observadas

13,5 millones de variantes

Número de loci de riesgo

11 loci

Genes analizados

ADAMTS16 ADAT2 EBF2 EFEMP1 ICE1 LIMK1 TGFB2 WT1 ZC3H11B ZNF391

Bibliografía

Abdominal hernia. UK Biobank Database. Data-Field 550 [Version 2018]

Hernia. National Library of Medicine. MedlinePlus (NIH) [Aug 2022]

Wei J, et al. Identification of fifty-seven novel loci for abdominal wall hernia development and their biological and clinical implications: results from the UK Biobank. Hernia. 2022 Feb;26(1):335-348.

¿Todavía no te has hecho un test de ADN?

Adquiere tu test genético y descubre todo sobre ti.

starter
Test ADN Starter

Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
starter
Test ADN Advanced

Salud, Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
El test de ADN que estabas buscando
Comprar