Hígado graso no alcohólico

El hígado graso no alcohólico es la enfermedad hepática más frecuente en todo el mundo, con una prevalencia estimada de alrededor del 25%. Esta condición se define por la acumulación de grasa en forma de triglicéridos en más del 5% de las células hepáticas, conocidas como hepatocitos.

La enfermedad de hígado graso no alcohólico (EHGNA) es una condición médica en la que se acumula un exceso de grasa en el hígado, pero a diferencia de la enfermedad del hígado relacionada con el alcohol, esta acumulación no es causada por el consumo excesivo de alcohol.

Los estudios sobre la EHGNA proponen como responsables de la enfermedad los siguientes factores no genéticos:

  • Sobrepeso u obesidad.
  • Determinadas afecciones como la diabetes mellitus tipo 2 o el síndrome metabólico.
  • Concentraciones elevadas de triglicéridos o colesterol.
  • Presión arterial alta.
  • Dieta rica en fructosa, un azúcar de uso común para endulzar bebidas y alimentos. El exceso de este azúcar se convierte en lípidos y ejerce un efecto tóxico sobre el hígado semejante al producido por un exceso de alcohol.
  • Cambios en la composición y función de la microbiota intestinal (conjunto de bacterias presentes en el tubo digestivo que participan en el proceso de digestión).

Síntomas

La EHGNA es una enfermedad silenciosa que destaca por su escasa o ausente sintomatología. Generalmente, no causa daño hepático significativo o complicaciones, aunque puede generar molestias debido al agrandamiento del hígado. Sin embargo, esta enfermedad puede evolucionar hacia la esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), que se caracteriza por inflamación y daño hepático, además de la acumulación de grasa en el órgano. La inflamación y el daño hepático puede derivar en fibrosis o cicatrización en el hígado, lo que eventualmente puede desarrollar cirrosis. Los signos clínicos característicos de la cirrosis incluyen el color amarillento de la piel y los ojos (ictericia), el agrandamiento de los vasos sanguíneos debajo de la piel, el agrandamiento del bazo y las palmas de color rojo.

Prevención

El hígado graso no alcohólico (EHGNA) puede prevenirse mediante la actividad física regular, una dieta saludable y manteniendo un peso adecuado. La dieta debe priorizar alimentos como frutas, verduras, granos integrales y grasas saludables, al tiempo que se controlan los niveles de triglicéridos y colesterol, y se reduce el consumo de bebidas o alimentos ricos en fructosa.

Número de variantes observadas

13,5 millones de variantes

Número de loci de riesgo

48 loci

Genes analizados

ALPK2 ARHGEF19 ARL15 BCKDHB BCL2 BUD13 CDH6 CDKN2B CEBPG COBLL1 DLG5 DNMBP DOCK7 EFNA3 EYA1 EYA2 FUT2 GGT1 GRB2 HHIP HIC1 HK1 HLA-DQA1 HNF1A HSCB IRS1 JAZF1 KIF11 KLHL18 KLHL8 L3MBTL3 MAP3K1 MAU2 MICAL3 MLXIPL ORM2 PARVB PCCB PRKCD RSPO3 SKIV2L SMIM29 TNFAIP2 TP53INP1 TRIB1 TSEN2 VEGFA ZMIZ1 ZNF827

Bibliografía

¿Todavía no has realizado nuestro análisis genético?

Adquiere tu test genético y descubre todo sobre ti.

starter
Análisis genético Starter

Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
starter
Análisis genético Advanced

Salud, Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
Summer Sale Solo hasta el 25 de julio en nuestros análisis genéticos. Usa nuestro cupón SUMMER15
Comprar