Trombosis venosa profunda

La trombosis venosa profunda es una afección que ocurre cuando se forma un coágulo o trombo en una vena profunda dentro de una parte del cuerpo. Afecta principalmente a las extremidades inferiores, pero puede presentarse en cualquier parte del cuerpo. Si los coágulos o trombos viajan por el torrente circulatorio, pueden depositarse en los pulmones dando lugar a una embolia pulmonar, un cuadro grave y potencialmente mortal.

Entre los factores de riesgo que pueden llevar a la formación de coágulos se encuentran:

  • Reposo en cama o mantener una postura estática durante mucho tiempo como, por ejemplo, en un viaje largo en avión.
  • Antecedentes familiares de coágulos sanguíneos.
  • Fracturas en la pelvis o en las piernas.
  • Haber dado a luz en los últimos 6 meses.
  • Embarazo.
  • Obesidad.
  • Cirugía reciente, sobre todo de cadera o rodilla.
  • Tener un catéter permanente en un vaso sanguíneo.
  • Algunas patologías como la policitemia vera, algunos tipos de cáncer o trastornos autoinmunitarios.
  • Tabaquismo.
  • Algunos medicamentos como los estrógenos orales.

Síntomas

El trastorno afecta, principalmente, a las grandes venas de las extremidades inferiores, aunque muchas personas no presentan síntomas. Entre los síntomas que se pueden presentar están:

  • Inflamación de la pierna (edema).
  • Dolor en la pierna que quizá solo se sienta al estar de pie o caminar.
  • Más calor en la zona de la pierna que está hinchada o dolorosa.
  • Enrojecimiento o alteraciones del color de la piel.

En algunas ocasiones, los síntomas que se presentan van asociados a complicaciones como la embolia pulmonar, un cuadro potencialmente grave, y que se caracteriza por sensación de falta de aliento, dolor al respirar profundo o expectoración de sangre al toser.

Prevención

De forma general, las medidas preventivas más eficaces incluyen la elevación de las piernas, la movilización precoz y el uso de anticoagulantes. De forma más concreta:

  • Comenzar a moverse tan pronto como sea posible después de haber estado en cama durante un tiempo, tras una cirugía o una enfermedad.
  • Uso de medias de compresión si se trata de una persona de riesgo.
  • Uso de medicamentos anticoagulantes en personas con más riesgo.
  • En viajes de larga duración, levántese y camine cada 1-2 horas, use ropa holgada y mantenga el movimiento de las piernas mientras se esté sentado.
  • Estilo de vida saludable, manteniendo un peso saludable, practica de ejercicio regular y alimentación rica en fruta, verduras y cereales integrales.

Número de variantes observadas

13,5 millones de variantes

Número de loci de riesgo

7 loci

Genes analizados

ABO EDEM2 F11 F2 F5 FGG SLC2A6 TSPAN15 ZFPM2

¿Todavía no te has hecho un test de ADN?

Adquiere tu test genético y descubre todo sobre ti.

starter
Test ADN Starter

Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
starter
Test ADN Advanced

Salud, Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
El test de ADN que estabas buscando
Comprar