Urolitiasis

La urolitiasis es la acumulación de cálculos o “piedras” en la vía urinaria (riñones, uréteres y vejiga) que se forman por la cristalización de minerales o sales ácidas. Puede cursar con dolor y provocar obstrucción, hemorragia o infección. Es una afección frecuente, pudiendo afectar a 1 de cada 10 personas.

Los cálculos renales suelen producirse en orina concentrada o por exceso de sustancias que pueden propiciar su aparición, como el calcio, el oxalato o el ácido úrico, pero los factores que predisponen pueden ser múltiples. Entre ellas, se incluyen:

  • Es más frecuente en hombres que en mujeres.
  • Antecedentes familiares o personales. Tener un familiar afectado o haber tenido algún episodio con anterioridad, puede aumentar el riesgo.
  • Bajo consumo de agua. No beber suficiente agua o vivir en climas cálidos y secos que aumentan la sudoración pueden provocar una orina más concentrada y un mayor riesgo.
  • Consumo de alimentos ricos en proteínas, sal y azúcar.
  • Obesidad
  • Enfermedades digestivas, como la enfermedad inflamatoria intestinal o la diarrea crónica, pueden afectar a la absorción de agua aumentando el riesgo.
  • Consumo de ciertos suplementos y medicamentos, como la vitamina C, los laxantes o ciertos medicamentos utilizados para tratar la depresión y la migraña.

Síntomas

Lo más habitual es que la presencia de cálculos renales se asocie a dolor de tipo cólico que aparece cuando la piedra obstruye el flujo normal de la orina. Es un dolor agudo que se localiza en la zona lumbar pero que puede irrigar a la ingle e incluso, en el caso de los varones, afectar al testículo del mismo lado. Otros signos y síntomas que pueden aparecer son presencia de sangre en la orina

En ocasiones, el dolor es leve o incluso no causan dolor dependiendo del tipo, tamaño, forma y localización.

Prevención

La presencia de cálculos en las vías urinarias es una de las patologías urológicas más frecuentes. La prevención pasa por evitar los factores de riesgo, con recomendaciones como las siguientes:

  • Beber mucha agua a lo largo del día y disminuir el consumo de sal.
  • Consumo moderado de proteínas de orígen animal.
  • Evitar alimentos ricos en oxalato, sobre todo para personas que tienen tendencia a acumular este compuesto. Estos alimentos incluyen el café, cacao, espinacas, fresas, té, frutos secos o el trigo, entre otros.
  • Toma de medicamentos que pueden ser útiles para aquellas personas con tendencia al desarrollo de cálculos, que pueden variar dependiendo de su composición por lo que es importante consultar con un médico.

Número de variantes observadas

13,5 millones de variantes

Número de loci de riesgo

30 loci

Genes analizados

ABCG2 AKAP11 ALPL AQP1 BCAS1 CASR CHAF1B DGKD DZIP1 EPB41L2 GCKR GNAZ HCRTR2 HIBADH KCNK5 MIPOL1 MYOCD NUTM2A PDILT PTGER1 SHROOM3 SLC22A2 SLC30A10 SLC34A1 SOX9 TBX2 TFAP2B UGT8 WDR72 ZFP36L2 ZFPM1

Bibliografía

¿Todavía no te has hecho un test de ADN?

Adquiere tu test genético y descubre todo sobre ti.

starter
Test ADN Starter

Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
starter
Test ADN Advanced

Salud, Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
El test de ADN que estabas buscando
Comprar