Daño muscular inducido por ejercicio (fase inicial)

La presencia de determinadas variantes genéticas podría explicar porque hay personas que tienen una menor probabilidad de lesionarse que otras, así como una mayor facilidad para recuperarse de ejercicios prolongados y extenuantes. Saber cómo responderá alguien a un tipo particular de ejercicio nos puede orientar a la hora de personalizar nuestros entrenamientos, al tiempo que se reduce el riesgo de lesiones asociadas a la sobrecarga muscular.

El ejercicio puede producir daño muscular a través de una serie de alteraciones de dos tipos, algunas de inicio temprano y de origen mecánico, mientras que otras son consecuencia de las anteriores y se deben al propio proceso inflamatorio desencadenado.

El entrenamiento mediante ejercicio excéntrico es uno de los modelos más utilizados. El ejercicio excéntrico es aquel en el cual se estiran los músculos manteniéndose su contracción, como, por ejemplo, las sentadillas.

Este tipo de ejercicio se incluye con éxito en el entrenamiento de diferentes contextos deportivos mejorando la fuerza muscular, la coordinación y el rendimiento. Se sabe que se producen cambios en las propiedades elásticas de los músculos y el tejido conectivo. Sin embargo, al contener una fase de ejercicio excéntrico, está altamente asociado con el daño muscular y el dolor.

Como las personas mayores parecen ser más susceptibles al daño muscular inducido por el ejercicio que los adultos más jóvenes, las personas mayores con una predisposición genética a un mayor daño muscular pueden tener un mayor riesgo de desarrollar lesiones en músculos y tendones.

Genes analizados

ACTN3 MYLK2

Bibliografía

Baumert P, Lake MJ, Stewart CE, Drust B, Erskine RM. Genetic variation and exercise-induced muscle damage: implications for athletic performance, injury and ageing. Eur J Appl Physiol, 2016; 116(9):1595–625.

Ben-Zaken S, Eliakim A, Nemet D, Rabinovich M, Kassem E, Meckel Y. ACTN3 Polymorphism: Comparison Between Elite Swimmers and Runners. Sport Med, 2015;1(1):13.

Deuster PA, Contreras-Sesvold CL, O’Connor FG, Campbell WW, Kenney K, Capacchione JF, et al. Genetic polymorphisms associated with exertional rhabdomyolysis. Eur J Appl Physiol, 2013; 113(8):1997–2004.

Pimenta EM, Coelho DB, Cruz IR, Morandi RF, Veneroso CE, de Azambuja Pussieldi G, et al. The ACTN3 genotype in soccer players in response to acute eccentric training. Eur J Appl Physiol, 2012; 112(4):1495–503.

¿Todavía no te has hecho un test de ADN?

Adquiere tu test genético y descubre todo sobre ti.

starter
Test ADN Starter

Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
starter
Test ADN Advanced

Salud, Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
El test de ADN que estabas buscando
Comprar