Niveles de presión intraocular

La presión intraocular (PIO) es la medida de la presión del líquido que se encuentra en el interior del ojo y desempeña un papel esencial en el mantenimiento de la forma y la función del globo ocular. Variaciones en la PIO están vinculadas a enfermedades oculares como el glaucoma, el desprendimiento de retina y la uveítis.

La presión ocular, conocida como presión intraocular, se refiere a la presión del líquido en el interior del ojo. El ojo contiene dos líquidos, el humor vítreo en la cámara posterior y el humor acuoso en la cámara anterior. La PIO está principalmente determinada por el equilibrio entre la producción y el drenaje del humor acuoso.

La medida estándar de la PIO se realiza en milímetros de mercurio (mmHg), y los valores normales se ubican entre 10 y 20 mmHg. Tener una presión ocular anormalmente alta o baja puede ser perjudicial para la visión. La hipertensión ocular es la elevación de la PIO sin síntomas adicionales, y puede no causar daño en algunos individuos, mientras que otros pueden sufrir pérdida de visión incluso con una PIO aparentemente normal. El glaucoma, en cambio, es una enfermedad en la cual una PIO alta crónica puede dañar el nervio óptico y causar pérdida de visión permanente, si no se trata adecuadamente. La presión intraocular (PIO) constituye el único factor de riesgo modificable en relación con el glaucoma. Por esta razón, es de vital importancia controlar y reducir la PIO, ya que desempeña un papel fundamental en la prevención y en la ralentización del avance de esta enfermedad ocular.

Los factores no genéticos que han sido relacionados con la presión intraocular (PIO) incluyen la presencia de diabetes tipo 2, la presión arterial sistólica (tanto hiper- como hipotensión), el índice de masa corporal, la miopía extrema, la edad, los antecedentes familiares de glaucoma o hipertensión ocular, la etnia (donde los africanos e hispanos presentan un mayor riesgo), el uso prolongado de esteroides y la historia de lesiones o cirugías oculares previas.

Para prevenir la hipertensión ocular y mantener una buena salud ocular en general, es importante programar exámenes oculares regulares, evitar fumar y utilizar medidas de protección como gafas de sol. Además, una dieta saludable con verduras de hojas verdes y pescado rico en ácidos grasos omega-3, junto con la práctica de ejercicio regular y el control de la presión arterial, el colesterol y los niveles de azúcar en sangre, son medidas fundamentales para mantener una buena salud ocular.

Número de variantes observadas

13,5 millones de variantes

Número de loci de riesgo

158 loci

Genes analizados

ABCA1 ABO ADAMTS17 ADAMTS18 ADAMTS19 ADAMTS6 ADAMTS8 AFAP1 AHRR AKAP13 ALCAM ALDH3A1 ANGPT1 ANGPT2 ANKRD1 ANTXR1 ARHGAP20 ARID5B ASB1 BCAS3 C11orf49 C4orf36 C8orf48 CADM2 CAMTA2 CAV1 CDO1 CEND1 CENPW COL16A1 COL24A1 COL26A1 COL5A1 COL8A2 CPXM1 CTTNBP2 DGKG DNALI1 DPF3 EFEMP1 EMID1 ETS1 ETS2 FBXO32 FER FERMT2 FEZ2 FKBPL FMNL2 FOSL2 FOXC1 FOXO1 GAS7 GHSR GLIS3 GLT8D2 GMDS GPR158 GRIK4 GTF2B H1-0 HIC1 HUS1B IBTK IGF1 IQCH JAG1 JCAD KAZALD1 LIN28B LMO7 LMX1B LOX LPP LTBP1 LUM LYPLAL1 MAFB MAMDC2 MAPK8IP3 ME3 MECOM MEIS1 MESP2 METTL15 MFAP2 MFF MOV10 MPDZ MRPS27 MTFR2 MYOF NDFIP2 NEURL1 NPAS3 NPLOC4 NTMT2 ODF3L1 OR4A47 OR4C12 OR4C13 OR5AP2 OTOP3 PDLIM4 PHOSPHO1 PIP4K2B PKHD1 PKIA PLEKHA7 PRRX1 PRTFDC1 PRTG PSMC3 PTGDS PTPN1 PTPRJ RALB REV1 RIMBP3C SEMA3C SEMA3F SEPTIN9 SIX3 SLC1A3 SLC27A6 SOX11 SPC24 SPTBN1 STAG1 STOX2 SYNJ2 TANGO2 TCF4 TCF7L2 TGFB2 THBS4 TIMP3 TMEM119 TMEM26 TNS1 TP53INP1 TRAF3IP2 TRAM2 TRIM48 TRIM51GP TRMT61B TTC6 TYR UCK2 UMPS VPS13C VPS9D1 WBP4 WNT9B ZC3H11B ZFP36L2 ZNF469 ZNF516 ZNF891

Bibliografía

¿Todavía no has realizado nuestro análisis genético?

Adquiere tu test genético y descubre todo sobre ti.

starter
Test ADN Starter

Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
starter
Análisis genético Advanced Advanced

Salud, Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
Summer Sale Solo hasta el 25 de julio en nuestros análisis genéticos. Usa nuestro cupón SUMMER15
Comprar