tellmegen logo

¿Es hereditaria la espondilitis anquilosante?

BLOG TELLMEGEN

La espondinitis anquilosante  es una patología inflamatoria crónica que se clasifica formando parte del grupo de espondiloartropatías, una familia heterogénea de enfermedades reumáticas inflamatorias interrelacionadas que comparten características genéticas, clínicas, patogénicas, epidemiológicas, radiológicas y de respuesta terapéutica que les diferencian de otras patologías inflamatorias como la artritis reumatoide.

La espondilitis anquilosante, que es la que nos ocupa en el presente artículo, es, como se indicaba al inicio, una patología inflamatoria crónica, que afecta fundamentalmente a las articulaciones de la columna vertebral, las cuales se inflaman y tienden a fusionarse entre sí, provocando una limitación de la movilidad. Como consecuencia de ello, aparece dolor lumbar y una pérdida progresiva de la flexibilidad de la columna, que comienza a fusionarse progresivamente y a adquirir rigidez, provocando, a su vez, brotes agudos de inflamación de las articulaciones.

En la mayoría de los casos, esta patología se presenta como enfermedad aislada, aunque en algunos casos puede asociarse a una enfermedad dermatológica denominada psoriasis  o a enfermedades inflamatorias intestinales.

Se trata de una enfermedad frecuente que afecta más a varones de entre 20 y 30 años.

¿Cómo influye la genética en la espondinitis anquilosante?

Respecto al papel de la genética en el origen de la espondinitis anquilosante, a pesar de tratarse de una patología compleja, es decir, que en su etiopatogenia están involucrados tanto factores genéticos como factores ambientales. Puede decirse que la genética juega un rol fundamental en su aparición. La heredabilidad de la espondinitis anquilosante es superior al 90%, lo cual significa que el papel de la genética en el origen y desarrollo de la enfermedad es muy relevante y por ello es fundamental conocer la predisposición a padecerla para poder tomar medidas orientadas a su prevención y/o tratamiento adecuado de la misma.

espondinitis anquilosante

Algunos de los factores genéticos que contribuyen a la aparición de espondinitis anquilosante son los genes IL23R y  ERAP1, así como algunos de sus polimorfismos como el SNP rs10889677 y el rs11209026, todos ellos estudiados en nuestro test genético.

El relevante papel de la genética en la etiopatogénesis de la espondinitis anquilosante supone un incremento en el riesgo de aparición en aquellas personas que presentan antecedentes familiares.

Con el test de ADN de tellmeGen podrás conocer tu susceptibilidad a padecer espondinitis anquilosante y gracias a ello, adoptar medidas para su prevención.

CYBER MONDAY

Las mejores ofertas de 2021

Usa nuestros cupones descuento ¡Solo hasta el 30 de noviembre!

CYBER MONDAY

Usa nuestros cupones descuento

¡Solo hasta el 30 de noviembre!

¡COMPRAR AHORA!