Morfina (Reacciones adversas)

La morfina es un derivado opioide utilizado ampliamente como analgésico potente. Tiene un índice terapéutico bastante estrecho, y una gran variabilidad en la respuesta y desarrollo de efectos adversos entre pacientes. Se sabe que parte de esta variabilidad es debida a la presencia de variantes genéticas en genes relacionados con su metabolismo.

La morfina es un analgésico opioide o narcótico que se obtiene de la planta del opio, conocida popularmente como adormidera. La morfina se utiliza para tratar dolores intensos ya que es un analgésico muy potente: dolor postoperatorio, dolor crónico intenso resistente a otros analgésicos, dolor oncológico, dolor transitorio de intensidad severa, dolor asociado a infarto de miocardio.

La morfina es un analgésico agonista de los receptores opiáceos µ, y en menor grado los kappa, en el sistema nervioso central, se une a estos receptores y disminuye su sensibilidad al dolor.

Este opiáceo se puede administrar por vía oral (solución oral y comprimidos) y por vía parenteral (subcutánea, intravenosa, intramuscular, epidural e intratecal). La dosis se debe adaptar individualmente a cada paciente, según la severidad del dolor que presente y la respuesta ante el analgésico.

En los niños solo se emplea de forma excepcional y en dosis restringidas, de acuerdo con su masa corporal. A las embarazadas solo se les administra morfina cuando no existe alternativa y, teniendo en cuenta que la sustancia pasa a la leche materna, se debe suspender la lactancia cuando se instaura un tratamiento con morfina.

CONTRAINDICACIONES

Hipersensibilidad o alergia a la morfina. La morfina está contraindicada durante el embarazo y la lactancia. No se debe suministrar a niños menores de un año. No suministrar morfina en pacientes que sufren depresión respiratoria o enfermedades respiratorias que cursan con obstrucciones graves ni en pacientes que presentan traumatismo craneal o una presión intracraneal elevada.

No se debe suministrar morfina antes de una intervención quirúrgica o en las primeras 24 horas tras la misma.

La morfina está contraindicada en pacientes con trastornos convulsivos.

EFECTOS SECUNDARIOS

Náuseas y/o vómitos, alteración en los resultados de análisis de sangre, somnolencia, desorientación, mareos, inestabilidad, visión borrosa, euforia, sudoración, boca seca, estreñimiento, alteraciones respiratorias y/o variaciones en la presión arterial, astenia, prurito, dependencia y adicción (puede ocurrir si su uso es prolongado).

La morfina puede agravar el estado del paciente cuando este padece enfermedades como: pancreatitis, asma, EPOC, alcoholismo, hipotensión, estreñimiento crónico, hipotiroidismo, trastornos graves del hígado o del riñón, entre otras.

La morfina puede generar dependencia física en el feto y síndrome de abstinencia en el bebé si se administra a una mujer embarazada. Además, pasa a la leche materna, por lo que no debe emplearse durante la lactancia.

NOMBRES COMERCIALES

  • Morfina Braun®
  • Morfina clorhidrato®
  • MST Continus®
  • Oramorph®
  • Sevredol®
  • Zomorph®
  • Dolq®

Genes analizados

ABCB1 FAAH OCT1

Bibliografía

Balyan R, Zhang X, Chidambaran V, Martin LJ, Mizuno T, Fukuda T, et al. OCT1 genetic variants are associated with postoperative morphine-related adverse effects in children. Pharmacogenomics, 2017; 18(7):621–9.

Sadhasivam S, Zhang X, Chidambaran V, Mavi J, Pilipenko V, Mersha TB, et al. Novel associations between FAAH genetic variants and postoperative central opioid-related adverse effects. Pharmacogenomics J, 2015; 15(5):436–42.

Sadhasivam S, Chidambaran V, Zhang X, Meller J, Esslinger H, Zhang K, et al. Opioid-induced respiratory depression: ABCB1 transporter pharmacogenetics. Pharmacogenomics J, 2015; 15(2):119–26.

¿Todavía no te has hecho un test de ADN?

Adquiere tu test genético y descubre todo sobre ti.

starter
Test ADN Starter

Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
starter
Test ADN Advanced

Salud, Ancestralidad, Rasgos y Wellness

Comprar
El test de ADN que estabas buscando
Comprar